El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo


Accidentes en los Andes Peruanos

Renzo Uccelli - Experto Aventurarse

El montañismo es una intensa actividad que otorga diversas satisfacciones y que motiva a los aventureros a visitar las cadenas montañosas en diferentes lugares del mundo. Sin embargo el escalar montañas implica también ciertos peligros y riesgos que pueden ser aminorados con una buena técnica, preparación y prudencia por parte del escalador, pero nunca suprimidos.

Las actividades en montaña se basan en la libertad de los seres humanos para convivir durante algunos minutos o tiempos más prolongados, con las hermosas elevaciones y su entorno. Tomando como base esa premisa cualquier intento de regulación o prohibición atenta directamente contra la esencia y los principios fundamentales de la actividad.

Las mismas personas que practican el montañismo deben ser quienes regulen su actividad. En los últimos años, se han dado a conocer diversos accidentes producidos principalmente en la Cordillera Blanca. Es oportuno explicar algunos aspectos sobre el tema.

La montaña y el entorno

El montañismo es una actividad que implica riesgos y ello se mantendrá siempre. Actualmente existe un auge de las actividades de aventura, principalmente en el montañismo y escalada. Ello produce que cada año el Perú -principalmente la Cordillera Blanca y sus nevados- sea cada vez más visitado.

El planeta en general está sufriendo importantes cambios climáticos que producen una evolución en las características de sus montañas. Los glaciares han sufrido un retroceso, producto del deshielo que por diversos motivos -entre ellos el recalentamiento de la tierra- se muestra en todo el mundo. El terreno por lo tanto cambia y las rutas en las montañas no son siempre las mismas. A menudo sucede que las rutas detalladas en los libros especializados difieren en sus características y condiciones cada año. El clima se ha presentado también con mayor inestabilidad que en otros años.

Los accidentes de montaña producidos en la Cordillera Blanca ocurren en los nevados con mayor afluencia, como por ejemplo: Huascarán, Alpamayo y Pisco oeste, entre otros. Cada temporada el número de montañistas que ingresa a estos nevados es mayor. Las rutas normales a estas montañas están reconocidas por todos los montañistas experimentados como de dificultad media, sin embargo los accidentes ocurren principalmente por avalanchas, edemas pulmonares o falta de técnica a la hora de cruzar las grietas. Algunos de estos problemas pueden prevenirse y evitarse, otros lamentablemente no. A mayor afluencia de visitantes, mayor porcentaje de accidentes.

Seguridad y rescate

Durante las últimas décadas el rescate a los montañistas en el Perú se ha caracterizado por la poca o nula capacidad de respuesta por parte de las autoridades oficiales. Los rescates siempre fueron asumidos con nobleza y gran disposición por personal de la Asociación de Guías de Montaña del Perú, de manera poco eficaz en cuanto no se contaba con apoyo aéreo e instrumentos de comunicaciones que hicieran un rescate rápido y eficiente.

Es recién con el apoyo y capacitación de la Policía de Montaña, sus vehículos, sistemas de comunicación y helicópteros, que el rescate adquiere cada vez mayor eficiencia. Sin embargo falta aún mayor capacitación y sobretodo mayor cobertura con puestos de radio y comunicaciones en los principales puntos de la Cordillera Blanca. Felicitamos la labor de la Policía de Montaña del Perú pues es indispensable que el gobierno peruano cuide a los montañistas extranjeros y también nacionales.

Un aspecto importante aún por desarrollar es el de establecer un seguro de accidentes para todas las personas, nacionales y extranjeros que deseen escalar en la Cordillera Blanca. Este seguro podría ser tomado en el extranjero, aeropuerto Jorge Chávez o en algún punto específico principalmente de las ciudades de Lima, Arequipa, Cusco y/o Huaraz.

Información sobre los accidentes

Los accidentes en montaña se han dado siempre. Únicamente la mayor afluencia de aventureros ha hecho que éstos percances se incrementen durante la temporada de escalada. Pero es la información en los medios de comunicación lo que ha causado en los últimos años, alarma en la población.

La información ha sido mayoritariamente mal manejada y con un rubro sensacionalista. Es importante diferenciar entre los accidentes de excursionismo y escalada. Ha sucedido -por dar un ejemplo-, que una persona mayor, extranjera, muera de ataque al corazón en un campamento, con total tranquilidad, y aparezca una nota en los diarios como si fuera un irresponsable accidente de montaña.

La información que aparece frecuentemente en varios periódicos es también errónea en cuanto al tipo de accidente, lugar, altura, entre otras especificaciones, producto de una comunicación rápida y poco profesional.

Recomendaciones

Queda claro que el montañismo es una actividad que realza los principios de la libertad de los seres humanos en su contacto con la naturaleza y que por ello deben ser principalmente las personas que practican esta actividad quienes regulen su propio accionar en el terreno.

Se recomienda a los montañistas:

  • Informarse adecuadamente y estar capacitados tanto física, técnica como psicológicamente para realizar los objetivos propuestos.
  • Contratar un guía profesional titulado si lo consideran conveniente.
  • Obtener una óptima aclimatación para evitar problemas de altitud y lograr el máximo rendimiento físico.
  • Recabar información sobre la montaña y sus condiciones en el mismo perímetro de la actividad.
  • Poseer un adecuado equipo técnico y estar bien entrenados.
  • Registrarse e informar sobre su salida y retorno con las autoridades u organismo pertinentes.

 



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país