El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo


Trekking y Montañismo en los alrededores de Ushuaia, parte II

Luis Turi- Experto Aventurarse


En la primera parte de esta nota, vimos algunas de las características geográficas, climáticas y geológicas de Ushuaia y la Tierra del Fuego, que las tornan un lugar particular, dentro de la Argentina, para la práctica de las actividades de aventura como el trekking y la escalada, en sus varias formas. También sugerí algunos del los principales circuitos para el trekking, su ubicación, posibilidades de acceso y otros datos, mayormente prácticos, para el interesado en la actividad. Del mismo modo, hice otro tanto con la escalada en roca, indicando las zonas específicas donde puede ser practicada, las características de la roca en esos lugares y las dificultades.

En esta segunda parte, completaré los datos antes brindados, con información útil, esta vez, para la práctica de la escalada en hielo y el montañismo (ascensiones), además de ciertas consideraciones acerca de las precauciones necesarias en las montañas de la Tierra del Fuego y, para completar, algunos datos útiles para el turismo en esta parte del mundo.

Escalada en hielo: cascadas aptas para la actividad

Debido al intenso frío que reina durante el otoño e invierno, y las escasas horas de luz durante el día en esta época del año, es posible encontrar espectaculares formaciones de hielo en casi todos los valles de la zona de Ushuaia, aptas para la escalada en hielo extremo. Durante los muy duros inviernos, las cascadas se forman hasta en las paredes que se hallan a la vera del camino. Son famosas las del Paso Garibaldi, sobre la ruta que comunica a Ushuaia con el resto del país; éstas no se forman todos los años, pero cuando están es posible bajarse del auto con los grampones puestos, ¡listos para escalar!

Para llegar a la base del hielo, es necesario utilizar algún medio auxiliar, como las raquetas de nieve o los esquíes de travesía, ya que la nieve suele ser abundante en los senderos durante el invierno. Esto da a la actividad de escalar hielo extremo un matiz encantador; caminar con raquetas por el bosque cubierto de blanco, en medio de un silencio abrumador, provoca sensaciones indescriptibles. Debido a lo extremo de las condiciones climáticas del invierno en Tierra del Fuego, y sobre todo teniendo en cuenta que estas cascadas se forman en los lugares más fríos de la región, es de vital importancia que poseamos equipo adecuado y de buena calidad para la actividad, sobre todo en lo referido al abrigo (¡guantes!) y al equipo de seguridad.

Las zonas de cascadas son muchas y la realidad es que no pasa un invierno sin que se descubran nuevas formaciones heladas, en los valles aledaños a la ciudad. Las zonas más accesibles:

Cascada Este del cerro Alvear. Es una de las clásicas de la zona. Se encuentra sobre el valle Este del cerro Alvear, y se accede allí desde la Hostería Tierra Mayor, siguiendo el mismo recorrido de cintas azules que en verano nos conduce hasta las paredes de roca. La pared de hielo tiene una altura total de 80 metros, de los cuales unos 60 son totalmente verticales. La cascada se forma todos los inviernos, y es de un hielo extremadamente duro, ya que el sol no da allí durante el otoño, el invierno y hasta bien entrada la primavera. La aproximación con raquetas nos tomará algo más de dos horas, de la hostería a la vera de la ruta, lo que hace posible pensar en una escalada de un día, saliendo bien temprano por la mañana. Siempre que salimos en invierno debemos considerar que a las 17:00 ya es noche cerrada, por lo cual es imprescindible llevar siempre la linterna, por si la noche nos sorprende en el bosque (algo muy frecuente).

Cascada Oeste del cerro Alvear. Es otra clásica de la zona, una formación un poco más ancha e irregular que la Cascada Este. Se encuentra ubicada en la base del Glaciar Sudeste y se accede a su base por el Valle Oeste del cerro Alvear. Desde la Hostería Tierra Mayor, luego unas tres horas y media de caminata con esquíes o raquetas (cruzando el turbal y luego por un sendero en el bosque, como quien se dirige al cerro Alvear). La cascada posee unos 40 metros de altura, con resaltes verticales intercalados, con pequeños balcones de hielo. El hielo no posee una dureza uniforme y es posible plantear diferentes rutas, incluso de escalada mixta, debido al ancho de la misma. Es una cascada muy bella, que nos permite plantear rutas de poca dificultad, propicias para quien se inicia en este tipo de escalda en hielo. Debido a la marcha de aproximación necesaria para llegar a la base del hielo, será necesario pasar una noche de campamento en el lugar, o si conocemos el sedero quizá salir antes del amanecer y regresar de noche, para así aprovechar a full las pocas horas de luz del invierno.

Valle del río Chico. Sobre su Ladera Oeste (cerro La Esfinge), posee una serie de cascadas de fácil acceso y diversas dificultades. Se accede desde el Valle de Andorra, por un viejo camino de hacheros, que comienza casi en la confluencia del Arroyo Grande con el Río Chico, y se dirige hacia el norte por la Ladera Oeste del valle, hasta un lugar conocido como Cascada de los Amigos. Sobre el recorrido de este viejo sendero, mirando hacia arriba encontraremos varias cascadas, con longitudes que van de los 15 a los 50 metros y con diferentes dificultades. La proximidad a la ciudad (1 ½ hs. la más lejana) y las variedad de dificultades que encontramos, hacen de este lugar uno de los más aptos para iniciarnos en este tipo de escalada en Tierra del Fuego.

Otras cascadas (sin escalar). Podemos encontrarlas en el Cañadón de la Oveja (al oeste de Ushuaia). Allí, a un día de marcha desde la Ruta 3, donde el valle gira al este, encontraremos dos chorros helados aún vírgenes. El cerro Cinco Hermanos posee una enorme cascada sobre su vertiente sudoeste, la cual ha sabido resistir dos intentos de ascensión. En años muy fríos se forman cascadas en las abruptas paredes del Paso Garibaldi. Estas no superan los 25 metros de altura, pero tienen la incomparable ventaja de que se encuentran a la vera de la Ruta 3. Es indescriptible lo que allí se siente al bajarse del auto con los grampones puestos y las piquetas en las manos, listos para iniciar la escalada. El Paso Beban, que en verano es escenario de una bella travesía al Lago Fagnano, en invierno alberga una cascada de gran tamaño, que pocas veces ha sido vista por el hombre. Los que la han visto dicen que es la más grande de la región. Y espera allí, como un fantasma que se desvanece con el sol, al escalador que en el más frío de los inviernos se atreva a desafiarla.

Montañismo en Tierra del Fuego

Las montañas de la Tierra del Fuego, en el sector argentino de la isla, son de poca altura, pues no superan los 1500 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, debemos tener en cuenta que estas montañas comienzan en el mismo mar, a cero metros, o a muy poca altura. Esto hace que su altura sea igual a su desnivel absoluto. Si a esto le sumamos el hecho de que el limite de la vegetación se encuentra a una media de 600 metros, y que la línea de nieves eternas se halla a 800 metros, nos encontramos con que montañas que apenas llegan a los 1.450 metros son objetivos formidables para el montañista.

Las montañas de la zona de Ushuaia se caracterizan por poseer bellas formas y abruptas paredes, producto de la erosión glacial a la que estuvieron sometidas hasta no hace muchos años (¡en tiempo geológico!). Su roca es mayormente de color negro y muy descompuesta, de origen sedimentario metamórfico; aunque se distinguen algunas de roca rojiza, éstas poseen rocas de origen volcánico, y son producto de erupciones volcánicas que se produjeron hace millones de años, en un tiempo en que la isla de Tierra del Fuego era un terreno en formación y se encontraba sumergida a muchos metros en el océano.

Así es como, entre la gran cantidad de montañas que nos rodean, encontramos terrenos para todos los gustos, desde ascensiones fáciles, donde se llega a la cumbre caminando, hasta otras donde los diferentes terrenos se mezclan creando ascensiones en terrenos mixtos, de gran delicadeza y dificultad. Es posible también realizar ascensiones glaciales y otras en terrenos completamente rocosos. El montañismo en este rincón del mundo estará siempre condicionado por el clima, que es el típico de la Patagonia,(aunque sin esos terribles vientos, que sólo están presentes de forma ocasional. Los turbales, castoreras y enormes bosques de Lengas, Ñires y Cohiues que deberemos atravesar para llegar a la base de las montañas son el sello típico y encantador de la Tierra del Fuego. Las ascensiones clásicas:

Monte Olivia. Es la montaña que por su figura y posición estratégica domina la imagen de la ciudad. Desde siempre ha cautivado la mirada de exploradores y montañistas. El primer intento de ascensión data de 1902, cuando dos de los hermanos Bridges intentaron alcanzar su cumbre. Esto fue logrado recién en 1913, por el padre salesiano Alberto Maria De Agostini y sus guías, en una ascensión épica, en un tiempo en el que todavía no existían los clavos de escalada. Este cerro, con su esbelta figura, es una de las más bellas montañas de la zona. Posee cuatro rutas de ascensión y ninguna es de poca dificultad. Es necesario escalar roca para llegar a su cumbre. Debido a la gran verticalidad de todas sus vertientes es que hay que ser muy cuidadoso con los riesgos objetivos, como las caídas de rocas o las avalanchas. En verano, las caídas de rocas son muy frecuentes. En invierno, hasta las paredes verticales se cubren de nieve, lo que complica la tarea de aseguramiento, pero suelda las rocas. En esta época, cuando todo está congelado, es quizás más seguro escalar, pero debemos ser muy cuidadosos con las caídas, ya que la montaña es como un gran tobogán. Con tristeza tengo que afirmar que es la única montaña de la región que se ha llevado a varios amigos. Sus rutas de ascensión son cuatro: la ruta original, seguida por el padre De Agostini recorre el glaciar del este, llamado glaciar De Agostini, y desde allí asciende a la torre principal por su Cara Este (opuesta a la ciudad). No se tiene conocimiento de que esta vía se haya repetido alguna vez. La Ruta Normal, es la ascensión más realizada, aunque no por ello sencilla. Esta sigue un sistema de canaletas que comienza directamente sobre la Ruta Nacional 3 y arriba a la cumbre luego de superar tres largos de escalada en roca. Una variante de esta ruta es la Vía Maloya, que se dirige a la Torre Sur. Esta sube hasta el comedor y allí tuerce a la derecha, siguiendo una canaleta que culmina en la base de la Torre Sur. Allí, luego de superar tres largos de roca un poco complicados, se arriba a la Cumbre Sur. La cuarta vía, recorre la Pared Sudoeste. Comienza sobre la Ruta Nacional 3, a pocos metros del puente sobre el río Olivia. Luego de ascender un corto trecho por el bosque y el acarreo, se interna en la pared, donde sigue una serie de canaletas que conducen a la base del las torres pequeñas y de la Torre Sur. Sin dudas, ésta es la montaña con mayores riesgos objetivos de la región, por lo que hay que ser muy cuidadoso con cada decisión que se tome.

Cerro Alvear. Se encuentra en el Valle de Tierra Mayor y es la montaña clásica por excelencia. De fácil acceso, posee tres bellos glaciares y tres rutas de ascensión de diferentes características. El acceso a la montaña se realiza desde cualquiera de los refugios del Valle de Tierra Mayor. Será necesario cruzar el turbal hacia el norte y luego seguir el valle este del cerro hasta la base del Glaciar Sur, donde se asciende hasta un plato apto para montar un campamento. Es bueno planificar la ascensión para dos días, ya que el sendero no está muy marcado en la pare superior y es fácil perderlo. Si disponemos de tiempo iremos más tranquilos. La montaña posee tres ruta conocidas. La Ruta Normal sigue el espolón de roca que separa al Glaciar Sur del Glaciar Sudeste (los dos visibles desde la Ruta 3). Es básicamente de roca y no exige pasos técnicos. Sólo en la parte final es necesario superar un paso de hielo, para acceder a la cumbre. Este se encuentra cubierto de nieve en invierno y primavera, pero en verano y otoño puede ser delicado, siendo recomendables el uso de grampones, cuerda y seguros. La ruta del Glaciar Sudeste es la más bella, ya que recorre el glaciar desde su base hasta la cumbre. Aquí es necesario escalar hielo y asegurar en varios largos del recorrido, ya que en una parte del glaciar se llega una pendiente cercana a la vertical. La ultima de sus vías sigue el Glaciar Este, que es el más grande de los tres que posee la montaña, y el de menor dificultad. A su base se accede atravesando la base del Glaciar Sudeste, hacia el norte, y desde allí se alcanza la cumbre sin más dificultades que alguna grieta ocasional.

Cerro Martial. Es la cumbre más alta del circo del Glaciar Martial, que domina la vista de la ciudad hacia el norte. Es una montaña de gran significación en Ushuaia, ya que fue allí donde se gestó, en los primeros años de la década de 1950, el Club Andino Ushuaia. Allí también se construyó el primer refugio del club y donde, al calor de la estufa a leña, los pioneros soñaron proyectos. Su ascensión, sin ser sencilla, no es de mucha dificultad. Como en todas las montañas es necesario ser muy cuidadosos, ya que una patinada significa caer muchos metros, con pocas chances de sacarla bien. La ascensión se realiza en el día. Comenzamos en la aerosilla del glaciar; recorriendo el sendero de la pista de esquí, se pasa por el refugio CAU (Club Andino Ushuaia). Luego hacia el glaciar, el que deberemos cruzar para llegar a la base del cerro propiamente dicho. Desde allí, ascenderemos por una rampa de nieve a la izquierda de la pared. La cumbre nos depara una vista inigualable.

Cerro Cinco Hermanos. Es el compañero del monte Olivia en su reinado sobre las montañas de la zona. Se encuentra ubicado un poco al este del Olivia, y se lo observa a la izquierda desde la ciudad. Su nombre obedece a la analogía que alguien hizo entre sus cinco cumbres y los hijos de Thomas Bridges, aunque estos fueron seis. Es una montaña muy estética, y de un dificultad intermedia. Se llega caminando hasta las torres y en las proximidades de la cumbre el terreno se torna un poco delicado, siendo necesario asegurarse. La aproximación puede realizarse por el Valle de Olum (desde Tierra Mayor) o bien desde el Valle del Olivia, por el frente. La ascensión puede realizarse en un día largo desde Ushuaia, pero si no tenemos apuro es recomendable pasar una noche en la laguna de la base de las torres. Esto nos permitirá observar un espectáculo nocturno increíble, donde la Bahía de Ushuaia y la ciudad del fin del mundo son protagonistas.

Cerro Domo Blanco. Ubicado entre el cerro Alvear y el glaciar Albino. Es un cerro de unos 1.300 metros, que posee como rasgo característico un glaciar colgante con forma de domo en su cumbre. A pesar de ser un cerro accesible, posee sólo dos ascensiones y permaneció virgen hasta 1998. Actualmente posee dos rutas posibles de ascensión, a las cuales se accede desde el valle del cerro Alvear. Estas vías siguen canaletas de terrenos mixto, donde se mezcla la nieve con la roca. La salida a la cumbre se realiza montándose en el glaciar cumbrero. La aproximación se realiza por el mismo sendero que se usa para el cerro Alvear, siguiendo el valle hasta el fondo.

Cerro Bonete. Domina junto al Alvear el paisaje del Valle de Tierra Mayor. Es una montaña de poca altura, pero bellas líneas. Debe su nombre a su forma. Posee una Pared Sudeste muy escarpada y con lindas canaletas, que aún permanece virgen. La ascensión se realiza siguiendo su Cara Oeste y no es en absoluto complicada. Se llega a la cumbre caminando por un pedrero que será más escarpado cuanto más nos acercamos a la pared Sudeste. La forma más cómoda de realizar la aproximación a la base de esta montaña es siguiendo la senda que conduce a la Laguna Esmeralda.

Otros cerros de la zona. Dignos de mención son el cerro Vinciguerra, con sólo tres ascensiones realizadas, el cerro La Esfinge, muy fácil y visible desde la ciudad, el cerro Tonelli, el Falso Tonelli, el Cornú, el Diente de Tiburón y una infinidad de montañas de bellas formas, que por no haber sido ascendidas jamás, ni siquiera poseen nombre. Un paraíso, todavía, tierra de descubrimientos y pioneros.


Los peligros de la montaña en Tierra del Fuego

La montaña es un ambiente donde existen determinados factores de riesgo que a veces complican a quien la visita. Estos riegos son de características diferentes, de acuerdo a la configuración particular de la región que visitamos. Intervienen, por ejemplo, la fauna del lugar, el tipo de roca de que están formadas las montañas, los glaciares, las pendientes y una lista innumerable de factores. En la Tierra del Fuego en particular, cuando salimos a la montaña, debemos tener especial cuidado con algunas cuestiones, como ser:

  • No hay muchos senderos marcados en el bosque, por lo cual la mayoría de las veces caminaremos guiados por nuestro instinto. A veces encontraremos senderos de animales, vacas o guanacos. Estos son buenos para caminar, pero no están hechos con ese fin y generalmente conducen a lugares de buen pasto, por lo cual debemos ser cuidadosos a la hora de tomar alguno, ya que podemos ahorrar tiempo o bien perderlo.
  • La roca de las montañas es extremadamente descompuesta, especialmente las de color negro. Debemos asegurarnos de la firmeza de las fisuras cuando colocamos un clavo o empotrador entre estas rocas, ya que suelen estar sueltas. Las fisuras más firmes suelen ser también las más delgadas. Las formaciones de rocas rojizas casi siempre son las más firmes.
  • Los desprendimientos de rocas son también habituales en este tipo de roca. Debemos ir muy atentos cuando crucemos canaletas o cuando veamos marcas de caídas de rocas en el bosque. La época en que se producen más de estos desprendimientos es la primavera, cuando la lubricación producida por el agua de deshielo es máxima y la arcilla está transformada en un barro muy fino, debido a la abundancia de agua.
  • Las avalanchas de nieve y hielo existen en este lugar. No son muy conocidas, porque la montaña es muy poco frecuentada en invierno, pero existen y son tan peligrosas como en todos lados. En invierno debemos ser cuidadosos con las grandes pendientes, que en verano son pastizales. Si dudamos de la seguridad del lugar, es bueno hacer una prueba de estabilidad del manto níveo o bien pasar por otro lado, aunque esto implique dar un gran rodeo. La primavera es la época de las avalanchas de fusión. Estas son muy comunes, sobre todo los días de calor intenso. Esos días conviene evitar los pasos que están debajo de los neveros y los lugares que poseen acumulaciones de nieve en la parte superior, o donde el bosque tiene claras marcas de que allí caen avalanchas. Con este tema es más conveniente ser precavido en exceso que confiado e imprudente. Los depósitos de las avalanchas de fusión quedan como cemento y es muy poco probable que alguien pueda ser rescatado de allí.
  • El Fuego. Si bien el bosque es extremadamente húmedo y cuesta encender un fuego, cuando agarra es difícil pararlo. Lo recomendable es usar una cocina de combustible para cocinar y no encender fuego, ya que éste no sólo es peligroso, sino que también deja marcas horribles en la naturaleza. Si no hay más alternativa que usarlo, no tenemos que olvidarnos de apagarlo con abundante agua.
  • No hay animales ni insectos peligrosos en Tierra del Fuego, excepto el propio hombre. Hay que ser precavido con la comida, ya que abundan lo zorros, que pueden robarnos nuestros alimentos si nos descuidamos, creándonos un serio problema. Es conveniente, por la supervivencia del propio animal, no mostrarnos buenos y complacientes, ya que éste tomará una actitud confiada hacia el hombre, lo que le resultará fatal cuando se tope con un cazador.

Informaciones útiles

Cursos de escalada y salidas organizadas.

El Club Andino Ushuaia posee un programa completo de cursos de montaña. Estos contemplan la formación básica y avanzada en escalada en roca, escalada en hielo, introducción a la montaña y socorrismo en montaña. También, una vez por mes, el club organiza salidas de trekking de un día de duración. Estas son abiertas al publico en general, tanto turistas como residentes, socios y no socios. Si te interesas por estos cursos, caminatas o actividades del club en general, puedes ponerte en contacto con el Club Andino Ushuaia. Estás invitado a participar.

En Internet

  • www.tierradelfuego.org.ar es una página oficial de promoción turística de la región (pertenece a la Secretaria de Turismo de la Provincia). Posee información detallada y útil para el viajero, o quien planee visitar Ushuaia. Es posible a través de esta pagina contactar guías de montaña, transportes, hoteles, albergues y agencias de viaje.
  • www.clubandinoushuaia.com.ar es la página del Club Andino Ushuaia, del Club de Esquiadores y montañistas de la zona. Posee información sobre las actividades del club, cursos, refugios, comisión de auxilio, etc.
  • www.companiadeguias.com.ar es la página de la única compañía de guías de montaña de la provincia. Ellos son profesionales en la materia y brindan asesoramiento y asistencia para expediciones, trekkers y montañistas.

Guías de montaña

Compañía de Guías de Patagonia
PO Box 147 - (9410) Ushuaia, Argentina.
Tel./Fax: +54-2901-432642
info@companiadeguias.com.ar
www.companiadeguias.com.ar

Clubes de Montaña

Club Andino Ushuaia
Juana Fadul 50 - (9410) Ushuaia, Argentina.
Tel./Fax: +54-2901-422335
cau@tierradelfuego.org.ar
www.clubandinoushuaia.com.ar

Mapas y guías de la zona

  • Fotos satelitales: En el IGM en Buenos Aires pueden adquirirse unas lindas imágenes satelitales de la zona de Ushuaia en escala 1:100000 y 1:50000
  • Cartas Topográficas: En la Oficina de Información y Planificación Territorial del Gobierno de la Provincia, pueden adquirirse cartas topográficas de la zona en diversas escalas.
  • Guías de trekking y Ascensiones: Existe una guía de sendas y escaladas alpinas de la región. Posee un completo detalle sobre las zonas de escalada en roca, en hielo, circuitos de trekking y ascensiones cerca de Ushuaia. Esta puede adquirirse en distintos comercios de la ciudad, o contactándose con los autores:

    Guía de Sendas y Escaladas Alpinas de Ushuaia
    Casilla de Correo 147 - (9410) - Ushuaia.

Información Turística

INFUETUR Bs. As. (Instituto Fueguino de Turismo)
Subsecretaría de Turismo - Municipalidad de Ushuaia
Ushuaia, Tierra del Fuego, República Argentina
San Martín 674 (CP 9410)
Tel: +54-2901-432000 / 424550
Fax: +54-2901-424550
muniush@tierradelfuego.org.ar

Cómo llegar, dónde alojarse

En la ciudad existen alojamientos de todas las categorías, desde albergues juveniles hasta hoteles 5 estrellas. Consulten en Internet: www.tierradelfuego.org.ar Allí hay información detallada y actualizada, día a día, sobre los transportes y alojamientos (existen hoteles de todas las categorías y también varios albergues juveniles). Una vez arribado a la ciudad, es posible obtener información de todo en la Dirección Municipal de Turismo. Su oficina se ubica en la esquina de J. Fadul y San Martín y también posee oficinas en el Puerto de Ushuaia y un Stand en el Aeropuerto Internacional.

 

 

 

 



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país