El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo


Expedición Solidaria Aconcagua Año Uno
Guillermo Tibaldi - Experto Aventurarse

El objetivo principal era la donación de 6962 litros de leche a comedores infantiles de Mar del Plata y a escuelas de frontera próximas al Coloso de América, en Mendoza. Más allá de eso, cuatro integrantes logramos la cima.
La expedición organizada por el Centro de Adiestramiento en Supervivencia Deportiva (C.A.S.De.) puede sonreír satisfecha pues se concretaron todo y cada uno de los objetivos propuestos.

Habíamos partido del Palacio Municipal de Mar en Plata el 2 de enero pasado, siendo despedidos por el Señor Nino Ramella, en representación del Intendente Aprile. El grupo de 13 asociados se había propuesto el objetivo de realizar un llamado solidario desde la cumbre del continente americano, simbolizado por la donación de la altura del cerro Aconcagua en leche en polvo- 6962 metros- a comedores infantiles de Puente del Inca, Punta de Vacas, Polvaredas, Uspallata y Mar del Plata.

Planeábamos, además, instalar una Estación de Comunicaciones HF (larga distancia) a 4200 metros sobre el nivel del mar (campamento base Plaza de Mulas), desde donde difundiríamos los objetivos de la expedición en banda de radioaficionados. Por otra parte, habíamos previsto la donación de una placa al Parque Provincial Aconcagua con un resumen de los objetivos de la cruzada solidaria.

Objetivo social cumplido

El sábado 23 de diciembre, antes de partir, se había realizado la donación de 3162 litros de leche a 16 comedores infantiles dependientes de Caritas, Mar del Plata.

Ya en Mendoza Capital, el 4 de enero en la Casa de Gobierno de la Provincia, se completó la donación de los 3800 litros restantes. En dicha oportunidad nos manifestaron que alrededor de 1300 alumnos de frontera se beneficiarían con la donación. Allí, además de las autoridades provinciales, se encontraba presente el señor Ramón Santamarina, gerente de relaciones institucionales de Telefónica, que junto con Advance Interactiva y Campo Base Aventures & Expedicions, fueron los principales auspiciantes del emprendimiento.

Táctica de ascenso

Desde la capital mendocina, bajo la supervisión del Club Andinista Mendoza, nos dirigimos diez días a Vallecitos, Cordón del Plata, para realizar un período de aclimatación. Se trata de algo clave, para prevenir los síntomas del mal agudo de montaña. El montañismo de altura implica serios riesgos en ese aspecto y no se debe luchar contra la naturaleza, sino adaptarse a ella, comprenderla y respetar su ritmo. Allí realizamos varias ascensiones a cerros de hasta 5200 metros, escalando alto y durmiendo bajo como se recomienda para optimizar la aclimatación.

Objetivo deportivo cumplido

El 13 de enero ingresamos al Parque Provincial Aconcagua donde se concretó la donación de la placa recordatoria. Entre el 15 y 18 se realizaron las comunicaciones de larga distancia en banda de radioaficionados. Mientras esto se concretaba partimos diez expedicionarios en busca de los campamentos de altura. Siguiendo la ruta noroeste y manteniendo comunicaciones VHF con el campamento base en Plaza de Mulas, llegamos a Cambio de Pendiente, Nido de Cóndores y Berlín, donde pernoctamos entre vientos arrachados, temperaturas extremas y algunas copiosas nevadas.

Finalmente, el 19 de enero atacamos la cumbre. Pasado el mediodía Oscar Ferré, Fernando de la Torre, Antonio González y un servidor, pudimos ver América desde el techo. Fue una gran prueba física y psíquica. Realmente, cerca de la cumbre, a la altura de la famosa Canaleta, se camina más con la cabeza que con los pies.
Sin duda llegó un equipo, no importa la altura que alcanzó cada uno. Nadie lo hizo solo. El esfuerzo y el espíritu de colaboración fue del grupo. El éxito principal fue del C.A.S.De, primera entidad deportiva de Mar del Plata que llega oficialmente a la cumbre de América, y de la Expedición Solidaria Aconcagua Año Uno.

Desde que uno llega al Parque ve cómo el helicóptero y las mulas evacuan heridos a veces graves y eso también va desgastando. La incertidumbre y la amenaza de bruscos cambios climáticos son factores que obligan a mantener siempre el entusiasmo y la perseverancia para poder alcanzar la cumbre.

Actividades del C.A.S.De.

El Centro de Adiestramiento en Supervivencia Deportiva (C.A.S.De.) es una Asociación Civil sin fines de lucro registrada con el número de Personería Jurídica 17.044 de la Provincia de Buenos Aires. Su activo no es monetario, sino la voluntad de compartir y ayudar de sus socios. La asociación atiende en Garay 2930, Mar del Plata, los días martes y jueves de 20:30 a 22:00 y brinda asesoramiento gratuito sobre turismo aventura y deportes no convencionales en general.

 




Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país