El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo


Encadenamiento invernal en las agujas del Cajón de Los Arenales
Mauricio Fernández - Experto Aventurarse


Llegamos al Refugio Arenales el sábado 15 en horas de la tarde. Para aproximarnos al refugio debimos atravesar un valle completamente cubierto de nieve. Al día siguiente comenzamos la actividad a las 6.30 horas, ascendiendo 400 metros de desnivel para llegar al pie de la Aguja Campanille Alto. A las 9:40 horas comenzamos la escalada por el Espolón Oeste de 220 metros de altura, el cual se encontraba cargado de nieve en las repisas. Esto nos obligó a utilizar alternativamente calzado de escalada en roca invernal y botas de alta montaña. Llegamos a la cumbre del primer objetivo a las 12.00 horas.

Luego de un rápido descenso mediante cuatro rapeles y de reponernos con unas tasas de té caliente comenzamos la escalada de la Aguja Charles Webis por la Pared Norte, con dificultades técnicas de 6b, algunas de las cuales se sortearon mediante técnicas de escalada artificial debido a la formación de hielo sobre la roca.

A las 17.50 llegamos a la cumbre de su segunda meta, después de 200 metros de dificultad sostenida, con lo cual alcanzamos el objetivo: El primer encadenamiento en el día y en invierno de estas dos agujas de roca granítica, clásicas de la escalada local. Por supuesto, el verdadero festejo llegó unas horas más tarde, concluida la bajada en rapel y el descenso hasta el refugio, en un valle encantado por la magia de la nieve y bañado de blanca luz de luna.

Entre mates y manjares, la mente del escalador no se detiene. Ya estamos delineando el próximo desafío: La trilogía de Los Arenales. Eso sí, que sea en primavera.

 



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país