El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo

Peugeot Eco-Adventure 2001, etapa II
Nicolás Lanusse
- Aventurero


La primera etapa del Peugeot Eco Adventure se realizó, con total éxito, en la turística localidad de Bariloche. Llegaba el turno de un nuevo encuentro, esta vez en la imponente geografía de las Cataratas del Iguazú, provincia de Misiones, entre el 30 de junio y el 2 de julio. Allí se dieron cita los amantes de los deportes de aventura, que cada día se vuelcan más a estas adrenalínicas carreras por equipos, un clásico ya en la temporada aventurera en la Argentina.

En total, 51 equipos de tres integrantes cada uno se animaron a desafiar la selva, las corrientes del río Iguazú -que debieron atravesar a nado- y la difícil tarea de pedalear 120 Kilómetros en mountain bike por las coloradas tierras de la Mesopotamia, y correr ochenta fatigantes kilómetros. Para el segundo día quedó la más impactante actividad de la carrera: una tirolesa que cruzaba el salto Bozzetti.

Tal como viene ocurriendo en las carreras de aventura, este circuito contó con la presencia de equipos internacionales: uno de Uruguay, uno francés (con integrantes de gran experiencia en este tipo de carreras), tres del vecino Brasil (uno de ellos compuesto por tres mujeres) y uno de México. También estuvo presente el ya conocido Team Argentino: Florencia Gorchs, Germán "loli" Roberts y Carlos Galosi. Otro participante fue (y es) un apasionado atleta que, a pesar de faltarle una pierna, mostró a todos que las adversidades, por más duras que parezcan, con ganas y trabajo en equipo se pueden superar. Así, Leandro Román contagió a todos.

Corrió también Virginia Elizalde (quien se está preparando para el Eco Challenge de Nueva Zelanda). Dejo para el final a un personaje que le dio un color particular a la carrera. Se trata del conductor televisivo Julián Weich, quien realizó, junto a su equipo, una excelente performance.

Un desafío extremo "nos stop"

Estas carreras tienen particularidades que las asocian, directamente, con la aventura propiamente dicha. Son circuitos de dos o más días, que se corren en equipos de tres integrantes. Además, se corren a distancias "non stop". Es decir, cada equipo administra sus tiempos de descanso y alimento como mejor le convenga. En este caso, por ejemplo, demandó un día y medio aproximadamente. Durante el recorrido se debe pasar por puntos de control (PC), donde se registra el avance de cada equipo y sus tiempos. Se debe respetar un reglamento que contiene las reglas a las que deben atenerse todos los competidores (desde penalizaciones hasta elementos obligatorios).

El circuito Peugeot Eco-Adventure fue declarado de interés turístico por la Secretaria de Turismo de la Nación. En esta oportunidad, además, toca por primera vez tres países sudamericanos: Argentina, Brasil y Paraguay. Aún restan dos fases más, una en el mes de octubre en Ushuaia y la última en diciembre, en el Glaciar Perito Moreno.

Y llegó el gran día, el sábado 30 de junio. Eran las 9:30 de un día soleado y de clima tropical. Allí estaban los 51 equipos, con el hambre de salir a enfrentar un nuevo desafío, una nueva prueba de vida en la que muchos descubrirán la importancia de una buena preparación física previa, y donde aprenderán a conocer los códigos del propio equipo. Para ello, la tolerancia y el apoyo mutuo serán fundamentales.

Resaltaría el desafío personal que cada uno tiene, ante la majestuosa naturaleza que hace aguantar los dolores físicos, producto de las horas de carrera y la fatiga, a tal punto que uno combina el cansancio y el dolor con un imponente amanecer y con una espectacular prueba de "tirolesa" casi dentro del salto Bozzetti (uno de los más importantes en el Iguazú). Todo esto, sumado al entrenamiento previo (hecho a conciencia por cada uno) hace que se produzca una primera y "cómica" largada, dirigida pura y exclusivamente por los corredores (que adelantaron el conteo final antes de dar la señal de partida). Pero esto duró sólo unos segundos, ya que Sebastián Tagle, director del evento, ordenó volver a todos a sus puestos para dar comienzo a la carrera.

La largada

Lanzados por los jardines del hotel Sheraton, se iniciaban los primeros cinco kilómetros de carrera con un trekking (algunos corren otros prefieren caminar) casi explosivo para los equipos de adelante. Minutos más tarde se llegó a las orillas de Punta Peligro, donde los esperaba una prueba de dificultad: cruzar a nado el río Iguazú hasta la isla San Martín, luchando con mochilas y todo contra la temperatura del agua y las corrientes que provienen de los saltos de las cataratas.

En la isla se encontraban los primeros PC (puntos de control). Una vez completo ese tramo se volvía a cruzar nadando, para encarar así el siguiente trekking por la selva, hasta el sendero Macuco. Llegado a Puerto Macuco, cada equipo elegía su Duckies (o canoa inflable) y se lanzaba por los Iguazú y Paraná, remando casi 50 kilómetros y firmando en los distintos PC, puestos en las orillas de los países vecinos. Completado el tramo del remo, se iniciaba una carrera de unos pocos kilómetros hasta llegar a un salto de agua de unos 15 metros. Allí, un integrante por equipo debía ascender aplicando la técnica de jumar. Una vez juntos, los integrantes del equipo continuaban caminando unos 500 metros por el río, hasta salir a un camino de tierra que los llevaba al primer PC en Puerto Península.

Ya que se trataba de una prueba sin asistencia, cada uno debía dejar armado en los containers la ropa, el alimento y los elementos obligatorios para continuar con la carrera. Después de descansar unos minutos y cambiarse la ropa mojada, la carrera continuó con un trekking bastante largo, un poco más de 30 kilómetros por selva y caminos de tierra colorada bastante resbalosos, hasta llegar a las bicicletas.

Hora de sorpresas

En el medio, antes de llegar al PC de las bicis, cada equipo debió realizar una tirolesa de 70 metros entre árbol y árbol, a diecisiete metros del piso. A esta altura los primeros equipos ya habían hecho notar la diferencia entre los experimentados y los que recién se largan a correr este tipo de pruebas. El Team Argentina llegó primero a las bicis. Minutos después llegaron los equipos Visite Punta del Este, Avespolo Camping Center y el BBVA Banco Francés.

Comenzaba aquí una de las etapas más duras del circuito, teniendo en cuenta que ya algunos equipos habían abandonado sin llegar a desafiar los 120 kilómetros de mountain bike. Esta etapa comenzaba por un camino de ruta (la 101) para luego seguir por el de la famosa "tierra colorada" de Misiones. En ese momento, las sorpresas comenzaron a aparecer, pues el Team Argentina, con pleno dominio de la carrera hasta esa etapa, se perdió en uno de los tramos. Así, le cedió en forma inesperada el primer lugar al equipo uruguayo. Estos, al enterarse de lo sucedido, aceleraron la marcha a pesar del cansancio tras tantas horas de carrera.

El tramo de la bici fue durísimo para todos los competidores. La mayoría inició esa parte durante la noche. Entonces, el frío, la sed, el hambre y la dificultad de un camino resbaloso hizo que algunos equipos abandonen, producto de la descompensación y algunas lesiones. Otros sólo recibieron asistencia medica y a pesar de los dolores y molestias decidieron seguir.

En el puesto de control 22, el segundo PC en donde se juntaban con los containers, finalizaba el tramo ciclístico. Los dos primeros equipos en llegar fueron el equipo uruguayo y el equipo del Banco Francés. Los primeros ya tenían una hora a favor antes de comenzar el último tramo de la carrera.

La hora de la verdad

A las 7:15 del día domingo se abrió el PC 22, para que el equipo uruguayo comience la etapa final. Quince minutos más tarde salió el equipo del Banco Francés. Un trekking de cinco kilómetros los llevó hasta el salto Bozzetti para la disciplina más "espectacular" de la carrera y lo que era para muchos un premio al esfuerzo realizado durante un día y medio. La tirolesa, que cruzaba a los tres corredores de cada equipo desde el balcón superior del salto hasta el balcón inferior, generaba cierta adrenalina, pero el profesionalismo con que se manejó toda la carrera, y en particular esta prueba, animó a todos a tirarse por las cuerdas y disfrutar de cerca uno de los saltos más grandes de las Cataratas del Iguazú.

Acto seguido, había que hacer un rappel de unos cincuenta metros. Fue un tanto duro para los corredores, ya que la cascada pegaba furiosamente sobre la cara de los competidores, dificultando un poco el descenso por las cuerdas manejadas por cada integrante.

Posiciones y agradecimientos

Ahora sí, llegaba la última parte de la carrera, los eternos treinta kilómetros hasta la meta. Unos pocos kilómetros hasta el Macuco, descender hasta la orilla y realizar un coastering de unos tres kilómetros, y luego internarse en la selva para caminar los últimos kilómetros de la prueba. Los primeros en cruzar la meta fueron los del equipo uruguayo Visite Punta del Este, integrado por Agustina Diab, Jorge Beltrán y Alejandro Pereyra. Fueron secundados por el equipo del BBVA Banco Francés, integrado por Romina Maldonado, Francisco "Pancho" Baratta y quien les escribe, Nicolás Lanusse. En tercer lugar ingresó el equipo Río Eco Francia y en cuarto, el Duke Team (Omar Albornoz, Diego Díaz y Juan Carlos Varela).

Desde las 14:30 del día domingo hasta las 3:37 del lunes llegaron todos los equipos, tanto los que finalizaron la prueba en forma completa como los que se saltearon algún PC. Pero, todos con la satisfacción de haber cumplido el objetivo: ¡llegar!

Me despido agradeciendo a todos los que estuvieron detrás de escena: Gendarmería, Prefectura Naval, la gente que dio asistencia medica a los participantes, los chicos del Club de Corredores, las familias del lugar que constantemente alentaban a los competidores y, por último, un agradecimiento especial a Sebastián Tagle que, junto a Peugeot, está haciendo posible que nosotros, los corredores de pruebas de aventura, contemos con varios circuitos en los distintos escenarios y geografías de la Argentina. Hasta la próxima aventura.

 

Nota:

e-mail: lanussen@bancofrances.com.ar




Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país