El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo


Desafío de los Volcanes 2002, la gran aventura de América del Sur
Fernando Giannini
- Aventurero

Martes 19 de Febrero, 12 hs., 75 equipos de todo América (Chile, Argentina, Uruguay, Canadá, EEUU, Venezuela, Colombia, México, Perú, Cuba y Brasil) están dispuestos a comenzar la gran competencia, convencidos de estar capacitados para realizar todo el esfuerzo físico que se necesita para superar los mas de 400 km de recorrido pero sin saber que les esperaba algo mas que una dura exigencia física.

Esta ha sido la carrera de aventura más dura y exigente que se ha realizado en todo América, transitando por un recorrido espectacularmente bello y exigente; estando a la altura de cualquier prueba internacional. Se remaron más de 80 km por lagos y ríos, con oleajes impresionantes, se caminó por más de 120 km por sendas y filos por la línea divisoria de aguas que separa Argentina de Chile, se subieron volcanes de más de 2000 metros de altura, se pedaleó en bicicletas todo terreno por más de 180 km en terrenos de muy variadas características y con pronunciadas pendientes, todo esto guiándose por mapas y hojas de ruta ya que no existió marca alguna en la totalidad del recorrido. Estuvieron presentes los mejores equipos de todo América, aquellos que representan a sus respectivos países en pruebas internacionales con toda su experiencia y apoyatura logística y económica.

Entre los 75 equipos participantes estuvo el Equipo San Luis de Raid, integrado por Andrea Sotelo, Walter Orozco, Ricardo Olguín y Fernando Giannini, quienes han realizado esta crónica con la única intención de poder transmitir a todos los amantes de la aventura el mix de sensaciones que te aportan estas experiencias. Aclaramos además que las posiciones citadas son aún extraoficiales debido a la particular forma de finalizar la prueba.

La carrera

Todo comenzó con unos 25 km de remo en el Lago Villarrica, teniendo como espectador al volcán homónimo, el viento fue el principal protagonista ya que el oleaje hizo que fuera necesario replantear las estrategias, para muchos como nosotros desde pretender pelear por un primer puesto en el canotaje a lograr salir del lago; después de casi tres interminables horas de derivar y surfear con kayak y canoa tocamos la playa, y dejamos las embarcaciones, a 30' de la punta que ostentaba Radio Show guiados por el experimentado Paco Bustos, salimos en la posición 17, aproximadamente a las 15 hs., pero los últimos lo hicieron a las 18 hs.

Siguieron 90 km de mountain bike hacia la cordillera, pasamos por las playas de los Ojos del Caburga y nos encaminamos hacia Currarrehue lugar en donde debíamos dejar las bicis, aquí ya hubieron variaciones importantes en las posiciones (hecho permanente en la carrera), comenzaba a ser importante leer mapas y no equivocar sendas. Nuestro primer extravío se produjo a las 21 hs. al no encontrar una pasada en un río y junto a varios equipos debimos bajar de las bicis y buscar las sendas. Recién a las 0:30 hs. y en la posición 20 llegamos a dejar las bicis para comenzar un trekking de mas de 70 km muchos de ellos por la línea limítrofe divisoria de aguas. Ahora la punta era de Corredor Andino guiados por Galossi y de Dark Dog (Uruguay). En este puesto de control (PC) de transición la mayoría de los equipos comimos, nos cambiaron de indumentaria y comenzamos a caminar guiándonos de noche, lo hacíamos varios equipos juntos para ayudarnos, nosotros compartimos esta etapa con Cimarrón de Uruguay hasta las 4:30 hs. de la mañana, pero había que encontrar una senda que a la noche era inexistente y cuando vimos a los punteros tan extraviados como nosotros decidimos parar a dormir hasta el amanecer, fue un verdadero acierto ya que lo que nos esperaba era terriblemente agotador.

Al amanecer y gracias a que se despertaron los uruguayos retomamos la búsqueda de la ruta, la misma descendía a las márgenes de un río en un valle aledaño y de ahí comenzaba una interminable trepada de más de diez horas, en este lugar se produjeron varios abandonos por la falta de agua ya que muchos equipos no se dieron cuenta que el mapa indicaba un duro recorrido ascendente por el cual no había río alguno. Al llegar a una altura de 1200 metros divisamos un valle abajo y los dos integrantes de mi equipo que nos encontrábamos mejor bajamos a buscar agua para el resto, si bien parecía una perdida de tiempo fue una inversión del mismo ya que varios km después éramos uno de los únicos equipos hidratados y con provisión de agua, acá ya estábamos en la posición 17 y bastantes enteros para recuperar, pero nuevamente nos agarró la noche y luego de buscar el PC 9 durante dos horas junto al equipo Colombiano decidimos parar a dormir otras tres horas.

En el amanecer del tercer día estábamos llegando al PC 10 de abastecimiento y primer contacto con nuestros asistentes, la carrera ya se había demorado 20 horas más de lo previsto y muchos tomaban conciencia que el puesto pasaba a ser secundario, que en este tipo de carreras lo más importante es llegar, solo llegar.

Seguía una reconfortante etapa de duckies (kayak inflable para dos personas) por un tranquilo río que presentaba solo tres rápidos de grado 1-2, un alivio para nuestras desgastadas piernas que sentían ya el fragor de la gran caminata. Dejamos los botes en la posición 14, un poco sorprendidos por nuestro estado y la poca diferencia que nos separaba del resto y salimos a pedalear los últimos 90 km de ciclismo para pasar la cordillera por el paso Pirihueico, en realidad por una senda intransitable. Subimos pedaleando desde las 14 hs. hasta las 21hs., ahí llegamos a la cota de mayor altura de la bici (1500 metros) y nos sentimos equivocadamente aliviados, equivocadamente por que el anochecer transformó un placentero descenso de dos horas en una arriesgada e interminable bajada de mas de 4 horas, así hicimos los trámites aduaneros a la 1 de la mañana y arribamos al lago Nontuhe, zona oscura de la carrera en el puesto 12 de la clasificación general; nos enteramos ahí que solo habían pasado cuatro equipos, Corredor Andino (puntero), Dark Dog (segundo), Merrell (tercero) y Cosacos (cuarto).

El final

El desenlace final de la carrera se produjo la mañana del día viernes 22, cuando una tormenta de viento con ráfagas de mas de 80 km por hora embraveció el lago Lacar y Prefectura Argentina sugirió la no navegación del lago por los equipos, solo seis equipos (cuatro ya lo habían hecho durante la noche) decidieron aventurarse y navegar el lago, entre ellos nosotros que luego de cuatro interminables horas logramos arribar a las playas donde se encontraba el puesto de control ubicándonos ya en el puesto 10. Todos los participantes que habíamos podido navegar el lago pensábamos que ya no quedaría nada más difícil y/o duro de afrontar, pero estábamos totalmente equivocados, al llegar a la costa se nos informo que había fallecido la integrante femenina del equipo uruguayo (Tatiana Goldoni) que marchaba en la segunda posición, fue muerte súbita por paro cardiorrespiratorio a menos de 10 km de la meta.

La congoja y estupor ante la noticia por parte de los atletas y organizadores, hizo que seis equipos, San Luis, Escuela del Sol, Tiburones, Amercon, Mítico Sur y Pollolin en las playas de Catrite dieran oficialmente por finalizada la competencia solidarizándose así tanto con el equipo uruguayo como con la organización; el resto de los equipos ubicados en posiciones de retaguardia acató sin ningún tipo de planteamientos la decisión tomada, poniendo en evidencia la filosofía que reina en este tipos de eventos.

Todos los participantes de este tipo de carreras saben que la parte mental es un componente fundamental en el desarrollo de la misma y muchos creen estar preparados para afrontar cualquier tipo de exigencias y/o planteamientos, pero desde los más expertos hasta los debutantes fueron sorprendidos en su fortaleza ante tal noticia, la mayoría quebró en llanto y abandonó sus fuerzas; para todos, los menos de 20 km que quedaban para terminar, pasaron a ser irrealizables, la perdida irreparable de una compañera los había expuesto como lo que eran, simples seres humanos. Desgraciadamente el luto fue el cierre final de esta travesía, las lágrimas esta vez no fueron de satisfacción o de alegría, fueron de congoja.

Desde lo deportivo Corredor Andino obtuvo el primer lugar de la clasificación general demostrando una superioridad física ante el resto de los competidores, además se notó una superación de los equipos chilenos de los cuales se ubicaron tres entre los seis primeros.

La organización de la prueba fue impecable, tanto fue así que no hubo espacios para reprochar o buscar en ellos responsabilidades por el hecho ocurrido. Dispusieron de gran cantidad de gente afectada a la organización, una logística impresionante que fue desde dos helicópteros a un sinnúmero de camionetas y embarcaciones de apoyo, todas perfectamente intercomunicadas entre sí y entre los diferentes puestos de control.

... a pesar de ser una persona agradecida a la vida por todo lo que me ha dado, si tuviera que cambiar lo que me queda de ella por no vivir las sensaciones que me brindan este tipo de carreras, no lo dudaría, me pondría mi calza, mi gorra, mi mochila y caminaría hacia la línea de largada...

Los competidores en honor a Tatiana.

 

 

Nota:

e-mail: fagian@unsl.edu.ar

Toda la información del Desafío Columbia de los Volcanes está en el Informe Especial que se publica en el portal.

 



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país