El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo


Consejos Glaciales

Gadi Slomka - Experto Aventurarse

El experto montañista Gadi Slomka da algunos consejos para aquellos que se interesen en practicar el montañismo en hielo. El glaciar tiene sus secretos y es posible conocerlos para tomar recaudos. Son 15 en total, y muy útiles:

·1. Antes de salir a una travesía de este tipo es conveniente regular los grampones. De ser necesario hay que limarles las puntas. Estas tienden a redondearse y perder filo con el uso.

·2. Los bastones son artefactos muy importantes. No sólo es necesario usarlos, también deben ser los correctos. Para zonas de glaciar es muy importante que posean una roseta ancha de modo que no se hundan "de más" en la nieve.

·3. Por poco importante que parezca, hay que asegurar que el rendimiento de los calentadores sea siempre óptimo. La forma correcta es usar marmitas con tapa y, además, armar un "paravientos" de aluminio como accesorio. Este asegura que no se apague el fuego y que no se desperdicie. No está de más decirlo, hay que asegurar que estos utensilios estén listos y funcionando antes de partir hacia la aventura.

· 4. Aunque el frío sea extremo, conviene dejar una pequeña abertura en la parte superior de cada puerta de la carpa para evitar la acumulación de vapor de agua y mantener seco el ambiente.

·5. Para una expedición larga sobre glaciares patagónicos es conveniente usar bolsa de dormir con fibra sintética (no de plumas) ya que, aún húmeda, mantiene las propiedades térmicas de aislación y se seca más rápido.

·6. La ropa de "win block" es una buena opción. Provee de buena aislación calórica, corta el viento y es ideal para ascensiones técnicas (porque cumple la función de dos capas).

·7. Aún en días nublados sobre el glaciar, se debe usar "pantalla total" contra el sol para evitar ampollas y quemaduras. Los labios son lo más delicado y precisan protección especial. La falta de atención a aspectos como estos, que pueden parecer triviales, puede arruinar los mejores planes.

·8. Ver huellas en nieve sobre el glaciar no asegura que no haya una grieta debajo en la que se pueda caer. Estas huellas pudieron producirse con la nieve más dura -con los cristales de hielo más consistentes- y, al pisar, corremos el riesgo de romper ese delicado "puente de nieve". El consejo más útil puede ser la prudencia y la atención.

·9. Cuando se camina en condiciones de mal tiempo no conviene esperar que esas condiciones sean extremas. Al detener la marcha el cuerpo genera menos calor por la falta de movimiento no soporta lo mismo que en plena caminata. El peligro de la hipotermia, que en ese caso se hace serio, puede evitarse tomando la precaución de acampar apenas el clima se pone difícil.

·10. Es bueno, para quien nunca hizo hielo, empezar con una ascensión guiada al Lanín o al Tronador, por las rutas normales.

·11. En los glaciares, siempre encordado. Ah!. La cordada mínima, no menor de tres personas. Es el modo de asegurar la fuerza necesaria para sacar a un compañero de "problemas" si tropieza con una grieta.

·12. El equipo de rescate en una travesía debe estar, en su mayor parte, en los integrantes del medio y de atrás de la cordada. El de adelante tiene más posibilidades de caer. Si los que están atrás poseen experiencia también contará con más ventajas para el rescate.

·13. En una carpa para travesía en hielo debe contemplarse siempre la fortaleza. Para medirla se puede tener cuenta estos puntos:
a-Diámetro y cantidad de parantes, que sean preferentemente de duro aluminio.
b-Cantidad y ubicación de los vientos.
c-Fortaleza de la tela.
d-Impermeabilidad de la tela, las costuras y el piso.
e-Marca y grosor de los cierres.
f-Peso de la carpa. Cuanto más liviana, claro, mejor.

·14. También para la carpa: que tenga, preferentemente, dos amplios ábsides, para poder poner los equipos a reparo y evitar que ingrese agua al interior de la carpa.

·15. Las polleras para tapar con nieve, son un recurso fundamental para la carpa. Con estas se evita el peligro de verla, en el momento más inesperado, salir "volando" por ahí. ¡No se lo deseo a nadie!.



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país