El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo

Peugeot Eco-Adventure 2002, etapa III
Jackie Lanusse
- Colaboradora


La 3º etapa del Peugeot Eco-Adventure fue la carrera de aventura más dura del año, y en la cual se definieron los ganadores del circuito 2002. La competencia en equipos de tres integrantes comenzó en el Dique Cabra Corral en Salta (Argentina) el viernes 18 de octubre a las 19:20 hs. y finalizó el lunes 21 a la madrugada. El calor agobiante (40º C), la altitud y la distancia de más de 250 kilómetros presentaron un arduo desafío a los competidores. De ochenta y dos equipos que participaron consiguieron realizar el recorrido completo únicamente dieciséis. El Peugeot Eco-Adventure de Salta fue una aspiración para muchos y una prueba superada para pocos.

El equipo ganador de esta etapa fue el equipo mixto “A Ultimo Momento” compuesto por Florencia Gorchs (Buenos Aires), Juan Gundel (Olavarría) y Ronan Pavoni (Córdoba) con un tiempo total de carrera de 35 horas y 15 minutos. Fue la primera vez que corrieron juntos, sin embargo demostraron una aptitud única individual y como equipo. En 2º posición llegó el “Esquel Team” a 2:45 de diferencia, compuesto por Carlos Galosi, Sergio Trecaman, y Juan Sánchez. Tercero llegó el “Corredor Andino” de María de los Ángeles Irizar, Martín Paredes e Ignacio Di Lorenzo, de Villa La Angostura, quienes habían ganado las dos etapas anteriores, en Bariloche y en Cataratas del Iguazú.

El “Corredor Andino” se adjudicó el premio final del circuito Peugeot Eco-Adventure 2002: una camioneta Peugeot Partner Patagónica. “Esta carrera fue una de las más duras que corrí en mi vida” comentó Martín “Totuco” Paredes, quien junto a sus compañeros, prefiere el frío a las altas temperaturas de Salta.

La carrera

Todos los competidores gritaron la cuenta regresiva: "... 3... 2... 1... ¡larguen!" el viernes por la tarde y partieron corriendo al comienzo y caminando después a encarar 60 kilómetros de una larga noche por las montañas. Varios competidores sucumbieron ante esta primera etapa, y al llegar al PC 3 (Puesto de Control 3) fueron atendidos por el Dr. Luscher y su equipo médico, ya que había un control obligatorio como medida de seguridad impuesta por la organización. Los principales motivos de abandono fueron la deshidratación, los calambres musculares y algunas lesiones.

La madrugada del sábado fue despejada augurando un día de intenso calor. Sin embargo sería un día de mucho agua. Comenzaron con la etapa de rafting de nivel 3 en el río Juramento, que duraría una hora. Continuaron con un coastering por la orilla y luego se lanzaron a una novedosa disciplina: el río cross. Consistía en flotar río abajo durante dos horas y media, sobre una cámara inflada con un sostén con manijas. El contraste entre el calor del coastering y el agua muy fría sentó una base de descompensación en algunos competidores, lo cual se notó más tarde en consiguientes abandonos.

Llegaron al PC 8 para comenzar a pedalear un trayecto de 80 kilómetros. Los equipos se hallaban a varias horas de distancia, mientras algunos realizaban el rafting otros rodaban sus bicicletas. Al finalizar la etapa de bicicletas, ya al anochecer, los competidores se encontraron en el PC 10 con el segundo Control Médico. Pudieron abastecerse de alimentos y bebidas, y cambiar de ropa. Siguió un rapel en una pared vertical, y luego otro largo trekking por la noche. El cansancio aumentaba minuto a minuto y los dolores musculares se acentuaban con el calor. Sin embargo, los competidores sobreponían su fuerza de voluntad a toda dificultad que se les presentaba.

Por la mañana del soleado domingo remaron 35 kilómetros en el lago formado por el embalse Cabra Corral. El paisaje era imponente, estaban rodeados de montañas en uno de los lugares más espectaculares de la Argentina. Al llegar al puente del dique un integrante de cada equipo debía pasar por una prueba vertiginosa: el “bungee jumping” de 40 metros de altura, desde el puente debía arrojarse en caída libre, sujeto a una soga elástica y un arnés, para ser rescatado por sus dos compañeros en el agua y continuar remando en la canoa inflable hasta la llegada en el Hotel del Dique.

El final

La tercera etapa del Peugeot Eco-Adventure finalizó al medio día para los primeros equipos y a la madrugada del lunes para los últimos, quienes bajo ningún concepto se perdieron el “bungee jumping” bajo la luna llena. La alta versatilidad deportiva y el excelente trabajo en equipo quedaron demostrados por los competidores de más alto rendimiento de la Argentina. El Peugeot Eco-Adventure es el circuito que impone el mayor desafío a los corredores de aventura en toda Sud América.

 

 

Nota:

e-mail: clubdecorredores@clubdecorredores.com
web: www.clubdecorredores.com/peugeot/

Toda la información del Circuito Peugeot Eco-Adventure 2002 está en el Informe Especial que se publica en el portal.



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país