El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo

El equipo Geos Patagonia Aventurarse.com en la Etapa 1 del YPF Cross 2004
Germán Baumann
- Aventurero


Para el equipo prepararse para esta primer etapa del YPF Cross 2004, el 14 de marzo, fue bastante complicado. Por un lado a tan solo 2 días de la carrera, desde Comodoro Rivadavia estaba a las corridas para encontrar una caja para embalar mi bici, visitando a Osvaldo Galleguillo (mi compañero en los Merrel Adventure Race) para pedirle prestada una mochila, preparar todo el equipo para salir y como no pude encontrar la bendita caja, desarmar la bici y embalarla al estilo “improvisación de aventura” para a tan solo media hora de la salida del micro, estar listo (y exhausto...).

Por otro parte, en Buenos Aires, Federico preparaba algunos elementos obligatorios en el container, Melina hacia sus últimos trabajos dirigida por su entrenador, Eugenio Balbi, y Hernán descansaba con su familia lejos de la ciudad, para finalmente tener una cena previa (diría no solamente de carbohidratos, ya que Lausi tuvo la idea de visitar un restaurant de estilo “tenedor libre”), en el cual no dejamos ni el mantel. Para esta cena, salvo Hernán, estuvo todo el equipo reunido (Sergio, Melina, Federico, Maribin y yo).

Al día siguiente ya estábamos en Luján (Buenos Aires, Argentina), y a tan solo 5 minutos de la largada de los equipos de la categoría “Elite Mixtos”, largó el Geos Patagonia Aventurarse.com.

Primera Etapa: El primer cross (11 kilómetros)

Como táctica de equipo se decidió que Melina fuera ligera, sin mochila. Así que tomé la responsabilidad de cargar con la misma y turnándome con Hernán, la fuimos tirando en etapas (¡primero la tuvimos que alcanzar!, salió lanzada como si la carrera terminara en esta primer etapa). El camino, a veces sendero, a veces camino rural, recorría distintas partes de la Estancia Santa Elena para volver casi al punto de salida y encontrarse con el Parque Cerrado de las bicicletas.

Fue impresionante nuestra sorpresa y la de toda la gente que vino a alentarnos, cuando nos encontramos llegando a las bicis ubicados en primer lugar y con buena diferencia sobre el resto de los 45 equipos mixtos (más tarde largarían los más de 200 equipos de caballeros y para el final, quedaban los de la categoría "Más de 120" a 2 horas del inicio de la competencia).

El calor se hizo notar, y fue así como en más de un equipo hubo descompensaciones y la falta de agua (muchas veces sinónimo de inexperiencia) generaba diferencias entre aquellos equipos que contaban con mucho líquido, de aquellos que no lo tuvieron en cuenta). Por fortuna el “cofre de la felicidad”, como Federico apodó a nuestro container, ¡tenía de todo!

Salimos así en busca de la etapa de bici, primero Hernán con su Zenith Calea (dejada a punto por su amigo de la bicicleteria KUTY SEVILLANO), seguido por Melina y un poco más atrás yo (ya que me tomé un tiempo para acomodarme las punteras, tranquilo, pero seguro...).

Segunda Etapa: Mountain bike (30 kilómetros) y río cross

El equipo punteó más o menos unos 12 kilómetros hasta que nos alcanza el segundo equipo mixto (ahora primero); en un primer momento intentamos seguirlos pero luego pensamos bien y estuvimos de acuerdo en seguir con nuestra carrera manteniendo nuestro ritmo, lo que nos resultó muy bien, así fue como otro equipo nos adelantó, pero tan solo un par de kilómetros más adelante, se caen y golpean a un costado del camino. Ni bien los alcanzamos, paramos a ver como estaban y cuando nos confirman que estaban bien, ¡seguimos la marcha a todo trapo!

Más adelante nuevamente nos pasan, “como poste caído”, dos integrantes del equipo que se había accidentado y comenzaron a alejarse. Mientras la mujer de ese equipo le daba duro, el flaco miraba para atrás por si venía el compañero. Como no pasaba nada se volvió. Cuando le dimos alcance a la chica, le hago un "inocente" comentario: "...flaca, me parece que se quedaron tus compañeros..." Y sí, como no podía ser de otra manera, no los volvimos a ver, ya que cuando se corre en equipo, los 3 deben ir juntos.

Cerca del Km 25, nos esperaba la primer prueba sorpresa: el río cross. Tomamos las cámaras y corrimos hasta el lugar de inicio de la prueba. Como no podía ser de otra manera y como personas muy civilizadas, respetuosamente esperamos a que quien llegara primero se metiera primero al agua: Hernán, quien haciendo una exhibición de enorme destreza con la cámara, tomó carrera, se puso la cámara contra el pecho y, ante la atenta mirada de Melina y mía, se lanzó corriendo a la laguna. Un ave, no un avión, no ... era Hernán que se mandaba un clavado increíble en la negra y mal oliente laguna de los cisnes mientras a los manotazos trataba de subirse nuevamente a la cámara para terminar la prueba. No quise preguntarle a Hernán si eso es lo que había que hacer o si en realidad tenía calor y solo quería refrescarse un poco. Por las dudas con calma y con paciencia, coloque la cámara en el agua y con toda suavidad me dispuse a abordarla para seguir a los chicos.

Nuevamente en las bicis, (a Hernan “alguien” se la pisó y terminó esta etapa con el freno trasero bloqueado) estábamos listos para completar el resto de la etapa de mountain bike, turnándonos con el para tirar. En el fragor de la batalla, Melina expresó "... ehhhhhh, me llevan como a un paquete..." (ante lo cual reímos los tres).

Un cono, doblamos a la derecha y reconociendo el lugar, nos percatamos que por ahí habíamos pasado al iniciar la etapa, además del malón que nos gritaba "...corranse del medioooo..." pasaban como aviones, eran los Caballeros que estaban comenzando la etapa de mountain que nosotros estábamos terminando.

Tercera Etapa: El segundo cross (2 kilómetros), los duckies (5 kilómetros) y el tercer cross (2 kilómetros)

Entrando al parque cerrado la euforia de la hinchada iba en creciente aumento. Federico, como un pulpo, sacaba fotos con una mano y filmaba con la otra. Saliendo del parque cerrado por última vez, había que cubrir un trayecto de 2 ó tres kilómetros corriendo para llegar hasta los 5 kilómetros de canoas. Cruzando tres alambrados y un puente, entramos al predio del Club Náutico “El Timón” muy cerca del primer equipo que nos pasara en las bicis, dejándonos en segundo lugar. Tomando los chalecos y los remos, comenzamos a remar. Para sorpresa nuestra y de los punteros, a muy pocos metros de salir, nos los cruzamos dando vueltas como calesita. Con una gran coordinación, Melina marcaba el ritmo de remada y Hernán timoneaba la canoa mientras que yo, bueno, yo seguía muy de cerca a Melina.

Lento pero seguro, cuando llegamos al retome y emprendimos el regreso, vimos sorprendidos que ahí nomás estaban todos los equipos pisándonos los talones. En eso Hernán que nos dice "... mejor apuramos un poco el ritmo..." La canoa se transformó en un Drakar Vikingo, empezamos a remar con todo. Parecía el catamarán de Scioli.

A propósito, a poco de salir con la canoa, nos cruzamos con el primer equipo Elite Mixto que ya regresaba y, muy humanitariamente, ni se fijaron que veníamos nosotros y muy a pesar de nuestra petición de piedad, se mandaron a toda marcha. Afortunadamente, nuestro timonel se mandó una maniobra al mejor estilo Titanic para evitar la colisión (¡gracias Flopi!).

Nuevamente en tierra y manteniendo la punta, salimos envueltos en llamas a buscar la segunda y última prueba especial: la tirolesa. Los Angeles de Charlie, un poroto al lado nuestro. Ya solo nos quedaban tres alambrados y unos 600 metros para cruzar la línea de meta.

Llegada

Luego del tercer alambrado, les digo a los chicos "... ahora chicos, a cara de perro..." y mostrando los dientes corrimos hasta el arco. ¡Una verdadera fiesta! se armó en torno del "Geos Patagonia Aventurarse.com" que terminaba en primer lugar la primer etapa del YPF Cross 2004. Saltamos, reímos, nos abrazamos, nos besamos, casi una orgía de felicidad por este importante logro del equipo. Por mi parte, sólo resta agradecerles a todos los chicos del equipo y a vos Federico muy especialmente, por invitarme a formar parte de el y brindarme tan linda recepción. Además de una gran carrera, disfruté de una gran estadía junto a todos ustedes, Nuevamente gracias y hasta muy pronto. Suerte en el "Combi-dos" y el "Desafío Andes Lacar Series", las dos próximas competencias del equipo.

 

 

Nota:

e-mail: geos@aventurarse.com
web: www.aventurarse.com/equipos/geos/

En esta competencia el equipo estuvo integrado por Melina Rodríguez, Germán Baumann y Hernán Arza.

Toda la información del equipo Geos Patagonia Aventurarse.com está en el Informe Especial que se publica en el portal.



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país