El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo


Del Parque Nacional a la Ciudad
Diego Allolio - Experto Aventurarse

Recuerdo cuando iba a nadar con mi abuelo en el río Uruguay y veía el cebo de un frigorífico flotando en el agua. Recuerdo que hechos como ése provocaron en mí las primeras preguntas, los primeros porqué, acerca de lo que está pasando en el mundo. Si uno mira hacia atrás en la vida, puede ver que determinados hechos o personas marcaron para siempre la manera de pensar y actuar. Así vamos desarrollando una ética ambiental.

Mi primer contacto con la National Outdoor Leadership School (NOLS) se estableció a fin de 1995 cuando fui aceptado para el Instructor Course del siguiente año. En mi carta de postulación, escribí acerca de mi pasión por la Patagonia y sobre mi interés por trabajar en la escuela, para desarrollar mi carrera como educador al aire libre. Quería desarrollarme en el campo de la educación a través de la experiencia, y con la esperanza de provocar, tal vez, algún día, en un futuro no tan lejano, un impacto positivo en mi país -Argentina- en cuanto al cuidado del medio ambiente. En Julio de 1998 comencé a trabajar en el proyecto de difundir el programa de Leave No Trace en la Argentina, luego de observar que ya estaba siendo aplicado con éxito en México, Puerto Rico y Chile.

Etica vs restricciones

Crecemos con una ética común a los hombres, la que se desarrolla con información y a través de las diversas circunstancias. De la misma manera, la ética ambiental no es algo que se adquiere en un instante, sino que representa un conjunto de valores que se van desarrollando con el agregado de información, hechos, personas que actúan como inspiradoras, un curso, un libro y otras medios.

Todos nos exponemos a diario a situaciones que nos hacen pensar en nuestra calidad de vida, en cómo mejorarla, entre otras cosas, atenuando los impactos al medio ambiente.

El éxito del programa de No Deje Rastro (Leave No Trace) se expresa como un conjunto de principios o valores basados en una ética ambiental, en lugar de ser un conjunto de restricciones y reglamentos difíciles de memorizar. El uso de estos principios inspira a los usuarios de áreas naturales a buscar la información necesaria para desarrollar sus actividades en un área determinada, minimizando los impactos producidos por el uso recreativo. El acampar con impacto mínimo depende más de actitudes y de conciencia, que de leyes y reglamentos. Aplicar las técnicas requiere de un esfuerzo extra, pero con la satisfacción de regresar sin dejar rastro, y permitiendo que otras personas también disfruten de la naturaleza. Una vez que usted conozca lo básico, encontrará que rápidamente adapta las técnicas de mínimo impacto a condiciones diversas.

La vida en la ciudad

Lo más interesante, es que la educación que un usuario puede recibir en un área natural protegida (Parque Nacional o Provincial, reserva natural o de la biosfera, etc.) en cuanto a minimizar el impacto y a cuidar el recurso natural es totalmente trasladable a la vida cotidiana en la ciudad, donde existe la mayor concentración de gente. Recuerdo cuando volví de mis primeras caminatas por la zona del Parque Nacional Torres del Paine y aprendí a conservar la basura en mis bolsillos hasta encontrar un lugar adecuado para depositarla. Al volver a Buenos Aires, comencé a guardarme los boletos de colectivo para arrojarlos más tarde en un cesto.

Cómo usamos la electricidad, la cantidad de agua que derrochamos, el tipo de productos que consumimos (alimentos, ropa, vivienda, etc.), el tipo de vehículo que utilizamos, a quién apoyamos con nuestro dinero, etc., determinan un mayor o menor impacto al medio ambiente y a una escala macro, que es la que realmente está afectando los recursos naturales, a medida que la población del planeta sigue creciendo.

Podemos aplicar No Deje Rastro en casa, en la oficina, en un parque en medio de la ciudad y en el subterráneo. Pero, para eso, primero debemos tomar conciencia, para comenzar a desarrollar nuestra propia ética y que ésta pueda ir creciendo a lo largo del tiempo.

 




Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país