El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo


Argentina, 50 años en el Himalaya

por Marcelo Espejo   


II. Argentinos en forma individual

En cuanto a lo que han sido intentos o participaciones individuales nos encontramos con lo siguiente.

El cinco de octubre de 1990 Miguel “Lito” Sánchez, guía mendocino; se convierte en el primer argentino en hacer cumbre en un 8000 al llegar a la cima del Dhaulagiri (8167 m.), como integrante de una expedición de la federación andaluza de montañismo en el post-monzón, utilizando la ruta de la arista NE. También fue el primer latinoamericano en hacer cumbre en esta montaña. Posteriormente Lito consiguió ascender el Cho Oyu (8188 m.), el 10 de febrero de 1993 formando parte de una expedición española. Este ascenso junta varios logros destacables, ya que fue el primer y único argentino y americano en conseguir un ascenso invernal hasta la fecha. Y junto con Lito, Marianne Chapuisat una escaladora suiza que lo acompañaba, se convirtió en la primera y única mujer en ascender un 8000 en invierno hasta el día de hoy. Antes que Lito solamente otros 45 escaladores pertenecientes a 9 nacionalidades diferentes habían conseguido un ascenso invernal. La primera experiencia de Lito en el Himalaya había sido una expedición al Annapurna en 1988, en la que no pudo llegar a la cima.

Es en abril de 1993 que los mendocinos Daniel Alessio y Mauricio Fernández pueden escalar exitosamente el Cho Oyu, formando parte de una expedición inglesa, por la cara NO. Ese año otros guías mendocinos de General Alvear, Carlos Mom y Manuel Montoya, también participan de una expedición italiana al Dhaulagiri, sin conseguir su ascenso. Esta misma gente formó parte de otro intento al Annapurna.

Daniel Alessio vuelve a repetir un éxito al año siguiente al hacer cumbre en el Shishapangma en el post-monzón, participando como guía de una expedición inglesa.

El 30 de julio de 1994 el barilochense Sebastián de la Cruz formando parte del equipo de la TV española de Al filo de lo Imposible, consigue llegar a la cima del K2 (8611 m.), siguiendo la complicada ruta japonesa del espolón norte y siendo el único argentino que ha conseguido este logro hasta ahora. Este ascenso reúne una serie de condiciones destacables. Fue solamente la 4ª expedición exitosa por esa ruta y la misma fue realizada sin ayuda de oxígeno suplementario. Con este ascenso Argentina se convirtió en el vigésimo séptimo país en conseguir este logro. Ese mismo año, Sebastián había completado una travesía al Polo Sur y también realizó posteriormente la primera travesía integral Norte-Sur de los Hielos Continentales.

El 15 de mayo de 1995 se produce otro hito dentro de esta historia de argentinos en los ocho miles al conseguir Tommy Heinrich escalar el Everest (8848 m.) por la ruta normal de la cara SE, formando parte de una expedición internacional. Con esto Argentina se convirtió en el cuadragésimo tercer país en conseguir este logro. Tommy ha participado en otras expediciones en esta región, Broad Peak y K2 en 1999, Dhaulagiri en 2002 y GI y GII, donde llegó hasta los 7800 m de altura en 1997. El 20 de mayo de 1998 participa de un accidentado y frustrado intento de repetir en el Everest como parte de una expedición americana, en la que consigue llegar hasta la cumbre Sur por la ruta normal. Exactamente siete días después, el 27, consigue realizar el primer y único ascenso argentino al Lhotse (8516 m.).

En 1999 se registra otro primer y único. El 27 de mayo el mendocino Heber Orona asciende el Everest sin uso de oxígeno y por la Cara Norte. Lo consigue luego de realizar un intenso trabajo con el ecuatoriano Iván Vallejo. Ambos integraban una problemática expedición internacional. Esto forma parte de su intento aún no culminado de completar las siete cumbres. Heber había quedado el año anterior a sesenta metros de hacer cumbre en el Makalu, teniendo que cancelar su intento para ayudar a un compañero en problemas.

Una mención especial merece Willie Benegas, quién ha concretado 4 ascensos exitosos al Everest. El 12 de mayo de 1999, el 23 de mayo de 2001, el 16 de mayo de 2002 y el 17 de mayo de 2004 han visto a Willie en el techo del mundo, en los últimos 3 casos como guía de diferentes expediciones internacionales. Todos los ascensos fueron realizados por la ruta normal de la cara SE y con uso de oxígeno. Willie es nativo de Puerto Madryn pero lleva muchos años radicado en Estado Unidos. Junto con su hermano mellizo Damián, el 23 de mayo de 2003 llegaron a la cumbre del Nuptse (7861 m.), muy cercano al Everest; abriendo una nueva ruta que llamaron Serpiente de Cristal, en la pared Norte. Fue un ascenso muy destacado por su grado de dificultad y limpieza, y por el cual se hicieron acreedores al premio “Golden Piton 2003” otorgado por la revista americana Climbing.

Juan Benegas, primo de Willie y Damián; estuvo cerca de hacer cumbre en el Everest en el 2001, compartiendo permiso con un español y un austriaco. Llegó hasta la sección rocosa debajo de la cumbre Sur, pero decidió volver en vista de las malas condiciones climáticas.

El Cho Oyu, la “Diosa Turquesa” ubicada en la frontera entre Nepal y Tibet, ha sido una montaña amigable para los argentinos ya que a los anteriormente mencionados debe agregarse el nombre de Darío Bracali quién ascendió la misma el 5 de mayo de 2002 en solitario y sin oxígeno, compartiendo el permiso con un grupo de amigos suyos españoles. Damián Benegas también registra un ascenso al mismo en el año 1999.

En el 2003 se produce el primer intento y la primer cumbre lograda por una mujer argentina. La guía mendocina Nancy Silvestrini consigue llegar a la cima del Garsherbrum I o Hidden Peak (8080 m.) el 5 de julio, consiguiendo también el primer y único ascenso argentino a la misma. Lo hizo formando parte de una expedición andaluza. Lamentablemente Nancy perdió la vida en el descenso. Se supone que cayó debido a los fuertes vientos imperantes alrededor de los 7300 m. Su cuerpo no fue encontrado.

Por último, el 18 de mayo de 2004, se registra el ascenso del salteño Gustavo Lisi al Everest en su tercer intento y por la vía normal de la cara SE. Anteriormente había intentado el Cho Oyu en el 95, con una expedición mexicana donde resignó su intento de cumbre para ayudar a un compañero en problemas. Posteriormente, en el 2000 participó de una expedición asturiana al Everest, llegando hasta una altura cercana a los 8800 metros. Las condiciones climáticas y el horario lo hicieron regresar oportunamente, ya que el único miembro que consiguió hacer cumbre terminó sufriendo amputaciones en sus dedos.










Volver al índice



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país