El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo

Orientatlón
 


Reporte - Primera Fecha - Edición 2009

Los fanáticos del cuadrante bien podría ser el nombre de una colorida murga porteña, sin embargo la expresión tiene empatía con una hermandad de aventureros que encuentra en la brújula su principal emblema. El primer y único circuito de orientación de la Argentina, el Orientatlón, repitió la costumbre y eligió las sierras más remotas del mundo para este iniciático banquete de cartas y rumbos, más temprano en el calendario, el 8 de marzo, buscando mejor diagrama para acomodar y oxigenar las distintas fechas, Tandil dio el primer paso por sexto año consecutivo.

Excelente respuesta de los participantes, los expertos y consuetudinarios que sostienen con su pasión cada encuentro estuvieron presentes y por el otro muchos novatos buscando emociones y un formato más relajado pero tan adictivo como cualquier evento de aventura que incluya otras disciplinas.

La pista diseñada, esta vez incorporó un sector contiguo al área urbana, recóndito y oculto al turismo convencional, con sectores altamente modificados por la actividad minera y otras serranías ondulantes con domos pétreos esparcidos sobre tapiz verde y antiguos caminos que simulan prolijos cada ondulación de la sierra.

El dibujo de los testigos no resultó sencillo para adaptar por ejemplo una estrategia rápida, mucha distancia entre los extremos, zonas muy distintas entre sí, elevaron el nivel del desafío, teniendo en cuenta que la escala elegida (1:50.000) requiere una navegación precisa y una comprensión del entorno superior para “intuir” curvas de nivel. Pero ninguna de estas contingencias hizo mermar el ánimo por despuntar el vicio, ni siquiera el manto de niebla que ocultó los contornos durante los primeros minutos.

Las 6 horas de apertura dispuestas por la organización depararon sensaciones genuinas y exclusivas de este formato, se puede pasar de la euforia a la desilusión y muchas veces la tozudez por alcanzar el objetivo a costa del tiempo u otros imponderables termina arruinando el plan que se trazó en el comienzo. Pero cuando se vuelve a la meta y el pasaporte termina de ser estrujado, más allá del resultado del balance aparece el deseo de enfrentar la próxima cita. Así es el Orientatlón.

Para resaltar: la nutrida participación de padres e hijos, un encuadre que permite disfrutar e interactuar en familia con el marco natural como escenario, la predisposición de los novicios para enfrentar el desafío y más allá de lo obtenido, aprender y divertirse.

El asado a la sombra del pinar, entre pavos y gallinas, el contorno de los cerros apretando el solar del camping y la distendida entrega de premios entregaron la última postal de la etapa tandilense.

El circuito tuvo un arranque auspicioso que lo muestra saludable y en expansión, con nuevos fieles y sobre todo energía para seguir cultivando la disciplina y el formato que siempre tiene una sorpresa.










Volver al índice



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país